Consejos a la hora de comer

4

Te proporcionamos ahora una serie de recomendaciones sobre hábitos que debes adoptar cada vez que vayas a comer, costumbres que debes olvidar porque no son beneficiosas o, por contra, que si lo son y sería bueno que llevases a cabo.

En primer lugar, es recomendable que sigas una dieta variada, con diversidad de alimentos cada día que no te lleven a la monotonía ni a la desgana por comer. Eso sí, siempre manteniendo un equilibrio porque sino nuestro cuerpo se resentiría. Es bueno comer de todo, variar todos los días, pero siguiendo las pautas de una dieta equilibrada.comida sana

De la misma manera, es importante que no sientas la típica sensación de hambre que, muchas veces, nos lleva a comer entre horas. Eso es perjudicial para nuestro organismo, ya que rompemos la rutina alimenticia a la que nuestro cuerpo ya se ha adaptado. Además, comer entre horas supone un aumento de las calorías innecesario ya que, en la mayoría de los casos, comemos más por vicio que por hambre.

Y es que, como te decimos, no hay que comer por comer. Esto nos trae a colación el tema de la comida rápida, ejemplo perfecto de comida no recomendable y que comemos sin sentido alguno, ya que sabemos que no es bueno para nuestro cuerpo pero sin embargo lo hacemos. Hay que evitar esas cosas y comer con cabeza, pensando los beneficiosos que podemos sacarle a la alimentación.

Una vez en la mesa, es importante que comamos con tranquilidad, masticando despacio porque esto facilita la digestión. De igual modo, aunque beber agua es muy importante, es mejor que bebas o media hora antes de la comida o una hora después, ya que beber agua durante la comida reduce la acidez estomacal que ayuda en el proceso digestivo. Pese a todo, te recordamos que es esencial beber, al menos, dos litros de agua al día, aunque evita que sea durante la comida.

comer fibra

También es bueno el consumo de productos con fibra, tales como las legumbres o las verduras, porque ayudan a que se limpie el aparato digestivo y recibamos una nueva carga alimenticia con nuestro organismo en las mejores condiciones. En cuanto a otros productos, como el aceite, es preferible que lo consumas con moderación y que, si es posible, sea de oliva que es el mejor para la dieta. En lo que respecta al pan, tenemos que decirte que es un alimento muy importante, pues aporta una buena dosis de hidratos de carbono, pero debes consumirlo con moderación y no estaría nada mal si es integral.

Por último, tenemos que hacer hincapié en que debes hacer un esfuerzo por reducir el consumo de alcohol, sobre todo si tu hígado está enfermo y llevas algún tipo de alimentación pautada como una dieta para la hepatitis, así como café o refrescos porque son más desventajas que beneficios lo que podemos sacar de ellos. Lo mismo sucede el tabaco, del que ya conocemos sus terribles consecuencias en nuestro cuerpo, y que también afecta en la alimentación, pues disminuye nuestro apetito de manera considerable.

Además, te recordamos lo importante que es dormir bien y unas número de horas adecuadas, pues eso también afecta en nuestra dieta. Si te levantas tarde, seguramente no tendrás nada de hambre y no desayunes, lo que sería un craso error, porque el desayuno es una comida esencial que nos reporta una gran dosis de energía para afrontar el día.