Dieta para tenistas

0
Dieta tenistas

La alimentación en los deportistas es un elemento muy importante para conseguir un óptimo desarrollo de su actividad. Un buen control en su alimentación puede suponer una mejora de su rendimiento y un estado físico competitivo. En el tenis, cobran especial relevancia la fuerza y la resistencia. Por tanto el tenista debe buscar un buen control nutricional para no perder energía.

Además de una alimentación equilibrada, cobran especial relevancia, los suplementos deportivos, que ayudaran a evitar el estrés físico y psíquico, lo que provoca oxidación y un mayor consumo de sustancias esenciales. La correcta alimentación del tenista le va a ayudar a lograr un rendimiento óptimo, prevenir lesiones, recuperarse de lesiones existentes y evitar problemas de salud general.

Tenis



En cuanto a los suplementos alimenticios, existe una variedad en el mercado que puede ayudar a suplir cualquier carencia que se detecte por parte del deportista, ya sea, aumento de volumen, ganar peso, quemadores de grasa o vitaminas. Estos productos favorecen el rendimiento y la recuperación después del esfuerzo de una forma natural, y, sobretodo, sana. Lo ideal es que este tipo de suplementos sean recomendados por el entrenador o un especialista en nutrición deportiva.

La dieta del tenista debe tener una amplia base de carbohidratos como cereales, integrales, arroz integral, patatas, legumbres..., frutas y verduras, aceites vegetales sin refinar, lácteos  carne y huevos (de forma eventual). Deben evitarse los alimentos procesados, las grasas saturadas y el azúcar. Lo ideal es que todos los alimentos procedan de cultivos ecológicos, ya que no contienen pesticidas, metales pesados, antibióticos, hormonas u otras sustancias tóxicas.

Ante una competición, se recomienda que los tres días anteriores la dieta del tenista sea rica en carbohidratos, para disponer de toda la energía que necesita, ya que son el principal combustible del organismo. Es conveniente, que entre la última comida y el comienzo del calentamiento se ingiera una bebida con glucosa, que es conocido como "ración de espera", de esta forma se evita el riesgo de sufrir hipoglucemia o problemas digestivos.

Una vez comenzado el partido es conveniente seguir ingiriendo una bebida con glucosa y de vez en cuando algún alimento sólido (plátano, barrita de cereales o muesli). Si el partido es a primera hora, la comida más importante es la cena del día anterior, y el desayuno del día del partido debe ser ligero y no olvidar la "ración de espera" antes del partido.