Dieta de la piña

1
dieta de la piña

La piña es una fruta perfecta para combatir el sobrepeso y, por lo tanto, nos puede ayudar a adelgazar. Y es que la piña es idónea para eliminar los depósitos de grasa y separar el tejido celulítico. Eso sí, lo más recomendable es que la consumas natural, ya que si por el contrario la comes en almíbar, pierde toda su esencia y beneficios.

De esta manera, estos son los pasos que tienes que seguir:

  • Si tienes ganas de comer entre horas y no puedes evitarlo, tómate un par de rodajas de piña. Debes masticarla bien para que las enzimas que componen la piña, lugar donde más beneficios hay, afecten de manera positiva a nuestro cuerpo.

  • Come antes de cada comida un par de rodajas de piña, con el fin de disminuir el hambre. Las comidas deben estar formadas por pescado y verduras principalmente.

  • Bebe mucha agua (mínimo dos litros diarios), pues los residuos de nuestro organismo se limpiarán con ella y, además, es esencial para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

  • Cuando desayunes cómete un par de rodajas de piña junto con un yogurt, siempre desnatado. Es importante empezar el día con fuerzas, así que también te puedes preparar un delicioso jugo de piña, formado por un vasito de agua, el zumo de medio limón y cinco cucharadas de jugo de piña. Sería importante que incluyeras este jugo en todas las comidas, pues reporta excelentes beneficios y un alto contenido de vitamina C.

  • A la hora de comer, es bueno que incorpores a tu hábito alimenticio una ensalada de piña y pollo que, además de estar muy buena, es beneficiosa. También es bueno que comas con el jugo de piña que te hemos explicado y que bebas agua antes y después de las comidas, no durante.

  • Necesitas también pescado, verduras y carne, como el pavo, el pollo o la ternera. Y es que no puedes dejar bajas las defensas. Te recomendamos que comas estos productos.

Como ves, es una dieta muy sencilla de llevar y no supone pasar hambre. Además, la piña tiene grandes beneficios, ya que sus enzimas activan el metabolismo y facilitan la eliminación de grasa, mejorando el proceso digestivo. También contiene mucha agua y fibra, con lo que limpia nuestro aparato digestivo. De la misma manera, son fuente de energía, ya que contiene azúcares simples y glucosa, y de vitaminas, sobre todo del tipo C, pero también calcio, magnesio o yodo. A esta fruta no le faltan sus valores minerales, tales como el hierro o el azufre.