Dieta de la sandía

0

La sandía posee excelentes beneficios que repercuten de manera positiva en nuestro organismo. Y es que esta fruta es diurética, ayuda a reducir los niveles de colesterol, es desintoxicante e, incluso, se ha llegado a decir que posee propiedades anticancerígenas. Con todo esto, hay que añadir que incluyéndola en nuestra dieta podemos perder peso. ¿Cómo?, te lo contamos:

 

dieta sandia

  • Desayuna un café o un vaso de leche, desnatada, y acompañalo de un par de galletas o tostadas integrales. Además, tómate una rodaja de sandía para empezar bien el día.

  • Para almorzar, es muy bueno que tomes otra rodaja más de sandía o, si lo prefieres, un zumo de esta fruta.

  • Para comer no puedes dejar de consumir pescado, como el salmón, la dorada o las sardinas, carne, como el pavo o la ternera, y verduras, como espinacas o alcachofa. Todo ello hará que la dieta de la sandía funcione. Para concluir la comida, un yogurt de postre, siempre y cuando sea desnatado.

  • A la hora de merendar, sería positivo que te tomases un par de rodajas de sandía o bien, un zumo de sandía.

  • Cuando llegue el momento de cenar, recordamos que tienes que fortalecer tu cuerpo a base de carnes blancas, pescado y verduras frescas. Puedes comer de postre una pieza de fruta distinta a la sandía, que no es recomendable por la noche, para variar un poco.

  • No olvides respetar todas las comidas, porque sino la dieta no surtirá efecto.

  • Como no, el agua es imprescindible y debes beber al menos dos litros al día.

Y es que la sandía produce muchos beneficios al organismo. Caber recordar que contiene alrededor de 90% de agua, es rica en fibra, sodio y potasio, y es fuente de vitamina A y C. Todo esto le hacen en un alimento imprescindible en la dieta y que no puedes dejar de tomar si quieres adelgazar.