Dietas proteicas

1
dieta proteica

Las dietas proteicas están fundamentadas en una ingesta de alimentos con alto contenido en proteínas  Estos alimentos son capaces, con su aporte proteínico, de modular el metabolismo, provocando saciedad y disminución del apetito y propiciando la pérdida de peso ya que el cuerpo tiene que utilizar una mayor cantidad de calorías para hacer la digestión. Este tipo de dietas de adelgazamiento incluyen muy poco aporte de carbohidratos, recurriendo el organismo a las reservas de tejido graso para obtener energía y así perder peso.

Las dietas proteicas mas conocidas son: la dieta Atkins, la dieta Dukan, la dieta Siken o la dieta Scardale. Todas estas dietas para adelgazar se basan en la cetosis.

La cetosis es una situación metabólica del organismo originada por un déficit en la ingesta de carbohidratos, lo que lleva a que a fin de obtener energía, el organismo recurra a las grasas, generando unos compuestos denominados cuerpos cetónicos, que las descomponen formando acetona que es usada como energía por el cerebro. De esta manera, el cuerpo ya no usa los glúcidos como fuente primaria de energía, sino las grasas.

Aunque este tipo de dietas permita una rápida pérdida de peso, también pueden ser perjudiciales para la salud. Se puede incurrir en una pérdida de masa muscular, que se traduce en una ralentización del metabolismo que es precisamente lo que provoca que al abandonar la dieta se produzca el efecto rebote.

Que el organismo se nutra de energía a través de las grasas, puede producir importantes cambios fisiológicos en el cuerpo que provocan apatía, cansancio, malestar y nauseas. Con la cetosis, también se pueden producir alteraciones en el sistema nervioso que pueden acarrear graves problemas para la salud. Es posible presentar, también, carencias vitamínicas por el reducido aporte de frutas y verduras que tienen este tipo de dietas. A su vez, pueden provocar niveles elevados de ácido úrico, colesterol y triglicéridos.

Para poder seguir una dieta de este tipo y tener éxito en la pérdida de peso, deben llevarse de forma controlada, es decir, seguirla solo por tiempo limitado (una semana), incrementar el aporte de agua, no restringir las verduras y hortalizas e incluir pan en el desayuno como aporte extra de energía. Y, por supuesto, llevar un control con un especialista es la mejor garantís de éxito en la pérdida de peso.

Tipos de dietas proteicas:

Calcula tus necesidades nutricionales: