Riesgos de la dieta vegetariana

0
calculadora macronutrientes

Las dietas vegetarianas,, aunque por regla general son saludables y equilibradas, pueden tornarse peligrosas si están mal planteadas. Por eso, conviene que antes de comenzar una dieta vegetariana o cualquier otra dieta, te informes bien de los riesgos y que consultes a algún nutricionista que pueda aconsejarte.

Por ejemplo, una dieta ovolactovegetariana mal planificada puede contar con importantes carencias de algunos nutrientes que son aportados en la alimentación tradicional por la carne y el pescado. Entre ellos, hierro de fácil absorción, zinc y, especialmente necesarios durante el embarazo (lo que puede provocar anemia) y en las etapas de crecimiento y desarrollo (para prevenir el raquitismo infantil), épocas en que las necesidades de estos nutrientes son mayores. El aporte de calcio y también puede verse comprometido si no se ingiere leche o derivados.

Por otra parte, el régimen cerealista resulta muy desequilibrado. La calidad de la proteína que aporta esta dieta a nuestro organismo es insuficiente ya que los cereales son deficitarios en un aminoácido esencial. Y existe el riesgo de que surjan carencias de vitaminas: la (lesiones en piel y ojos), (raquitismo), (anemia) y la (escorbuto). La reducida absorción del y hierro de origen vegetal se ve dificultada, además, por la presencia de ácido fítico o fitatos en las envueltas de los cereales, que aumenta el riesgo de raquitismo y anemia. Además, al limitarse demasiado el consumo de líquidos se ve comprometido el normal funcionamiento de los riñones.

Más información sobre la dieta vegetariana: