Ventajas e inconvenientes de la dieta disociada

0
dieta disociada

Las dietas disociadas son unos de los regímenes nutricionales más controvertidos que existen actualmente. Si bien, hay gente que defiende estas dietas, considerándolas efectivas y sencillas, multitud de expertos consideran que además de no funcionar, pueden llegar a ser extremadamente peligrosas.

Ventajas de la dieta disociada

  • Fácil: Es una dieta muy fácil de seguir, sólo hay que recordar que alimentos son proteínas o hidratos de carbono.
  • Sencilla: No hay que contar las calorías ni pesar los alimentos por lo que es ideal para las personas muy ansiosas o que no toleran las restricciones.
  • Variada: Te permite comer de todo, con lo cual no te obliga a hacer un cambio drástico en tu alimentación ni tener que comprar alimentos caros o difíciles de encontrar.
  • Digestiva: Con las dietas disociadas la gente mejora muchísimo su digestión ya que la mezcla por ejemplo de carne con patatas hace la digestión más lenta, con fermentaciones que favorecerán la hinchazón abdominal y el aumento de peso.

Inconvenientes de la dieta disociada

El uso continuado de una dieta de muy bajo valor calórico, como ésta, puede conllevar alteraciones gastrointestinales, malestar general, mareos, intolerancia al frío, sequedad de la piel, pérdida de cabellos, contracturas musculares, insomnio, ansiedad, estreñimiento, irritabilidad e incluso depresión.

Además, al perder peso tan rápidamente se puede producir el llamado ‘efecto rebote’, ya que esa reducción no se produce a partir de la grasa almacenada, sino a causa de la pérdida de masa muscular y líquidos.

Como siempre ocurre con todas las dietas, lo más importante es que antes de hacerla se consulte con un especialista, pues hacer regímenes por cuenta propia puede ser muy perjudicial para la salud.

Más información sobre dietas disociadas: