Dieta de la alcachofa

1
dieta alcachofa

La dieta de la alcachofa es una de las dietas para adelgazar más famosas y de las más seguidas por la gente. No pierdas detalle por si quieres animarte a practicarla. De lo que no cabe duda es de que la alcachofa es un alimento muy nutritivo que tienes que consumir habitualmente, aunque no practiques la dieta que lleva su nombre. Aquí te contamos los pasos a seguir para que conozcas que hay que hacer y disfrutes de sus beneficios.

  • La alcachofa es recomendable porque favorece la digestión de las grasas, es rica en fibra y, en consecuencia, favorece la limpieza intestinal. Por ello son muchos los preparados que se venden en las farmacias a base de alcachofa.

  • Durante la dieta de la alcachofa es bueno que, a la hora de desayunar, tomes alguna fruta y un vaso de leche desnatada. Si no, puedes comenzar el día con un vaso de zumo acompañándolo de un par de tostadas integrales untadas con crema de alcachofa. También puedes acompañar esto con un yogurt desnatado o de soja.

  • En las comidas es recomendable que te prepares diversos platos con alcachofa, como arroz integral con alcachofas o alcachofas hervidas con limón y aceite. Complementa la comida con un poco de queso fresco, pan integral y un yogurt o una pieza de fruta de postre. Es bueno que la combines con productos como carnes blancas, pescado y demás verduras, preparándote ricas ensaladas.

  • Como siempre, bebe mucha agua, ya que es fundamental para seguir la dieta.

  • A lo largo del día puedes tomar cápsulas de alcachofa, ricas en vitamina y que son preparados que, como te hemos dicho, venden en la farmacia y no suponen ningún tipo de riesgo ni adicción.

  • A la hora de cenar es bueno que te prepares platos como alcachofas al horno, rehogadas, con crema de acelgas o con pimientos. Recuerda en combinar este alimento con otros platos, como carnes y pescados, porque sino caerás en la monotonía alimenticia y, además, no es bueno para el cuerpo comer siempre lo mismo.

Entre los muchos beneficios de la alcachofa encontramos que es de gran ayuda contra la celulitis y que, al mismo tiempo, favorece a nuestra piel. También destaca por su ayuda a las funciones del hígado, por lo que es recomendable incluirla en la dieta para la hepatitis, así como del aparato digestivo en general, colaborando en la limpieza del mismo por la fibra que contiene.