¿Qué tengo que evitar en mi dieta?

5
dieta macrobiotica

Te proporcionamos una serie de recomendaciones para que mejores tu alimentación y con ello tu salud no se resienta ni tampoco tu figura. Nuestros hábitos a la hora de comer son importantes, ya que repercuten en nuestro cuerpo y, en consecuencia, en nuestra salud, por lo que es interesante que leas estos consejos sobre cómo llevar una dieta equilibrada.

Alimentos no recomendados en una dieta

  • En primer lugar, es esencial que reduzcas el consumo de grasas y de alimentos ricos en colesterol, puesto que el riesgo de contraer enfermedades crónicas aumentaría si consumimos estas dos sustancias de manera habitual. Las enfermedades de corazón y el cáncer están estrechamente ligadas a dietas con altas dosis de grasas y, cabe recordar, que son dos de las principales causas de muerte.
  • Al mismo tiempo, te recomendamos que no uses la mantequilla o la margarina para condimentar alimentos pues poseen grandes índices de grasas saturadas que, además de lo que te acabamos de decir, pueden provocar problemas cutáneos o enfermedades arteriales. Si te aconsejamos el consumo de aceite de oliva, siempre de manera equilibrada, y desechando cualquier otro tipo de aceite.
  • Tampoco hay que excederse con otros productos como por ejemplo los dulces, por el alto contenido de azúcares, o el alcohol, que no reporta ningún beneficio al organismo. No te decimos que los elimines por completo pero si hay que moderar su consumo. De la misma manera, tampoco es bueno “picar” entre horas ya que hay que mantener una rutina nutricional para que el cuerpo se adapte a ella. Además, lo que se suele comer entre horas dista mucho de beneficiar al cuerpo, pues una bolsa de patatas fritas y un refresco azucarado perjudica a nuestro cuerpo y nos quita el apetito para posteriores comidas.
  • Otro tema es el del consumo de fruta y agua. Estos dos productos si que son esenciales en nuestro cuerpo pero te daremos una serie de apuntes para que afecten de la mejor manera posible en el organismo. Así, el consumo de agua mínimo diario tiene que estar en los dos litros pero es aconsejable que no bebas durante las comidas, ya que dificulta el proceso de digestión. Es mejor que bebas antes de cada comida o después. En cuanto a la fruta, es mejor que la consumas aislada de las comidas y al menos dos veces al día, puesto que tiene un alto contenido de vitaminas y sales minerales.

Por último, recordarte que no debes llevar una vida sedentaria. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio no te acomodes en casa, sal a correr un poco o haz ejercicio en tu propio hogar. Si esto tampoco te acaba de convencer, establece hábitos como subir por las escaleras en lugar de por el ascensor o salir a caminar bien sea para comprar o para pasearte.