Reglas básicas de la dieta disociada

0
dieta disociada

Las dietas disociadas se basan en la teoría de que los alimentos no engordan por sí mismos, si no que lo hacen al consumirse según determinadas combinaciones. Las dietas disociadas se basan en que cada uno de estos grupos de alimentos requiere un PH diferente en el estómago para digerirlos bien y asimilar adecuadamente los nutrientes. Por ello, hay una serie de reglas básicas que hay que respetar si se quiere emprender una de estas dietas.

  • Por regla general no conviene tomar juntos en la misma comida los hidratos de carbono (arroz, maíz, pasta, patatas, pan, boniatos, tapioca o cualquier otro cereal) y las proteínas (carne, pescado, huevos, queso, leche, yogur, gluten o seitán, tofu, tempeh, soja, levadura de cerveza, alga espirulina, frutos secos, lentejas, garbanzos o cualquier tipo de legumbre o poroto).
  • La fruta, como norma, siempre fuera de la comida. Sólo la manzana y la pera se consideran neutras y se tolera que de vez en cuando se tome después.
  • Como norma es mejor no mezclar diferentes tipos de fruta. Si lo hacemos intentar no mezclar frutas dulces con ácidas.
  • Los alimentos grasos, como los yogures y los frutos secos, combinan bien con todo y pueden tomarse con lo que sea.

Como siempre ocurre con todas las dietas, lo más importante es que antes de hacerla se consulte con un especialista, pues hacer regímenes por cuenta propia puede ser muy perjudicial para la salud.

Más información sobre dietas disociadas: