La dieta paleo, paleodieta o dieta paleolítica es una dieta para adelgazar basada en la antigua dieta de animales salvajes y plantas silvestres que eran consumidos por los humanos durante el período del Paleolítico.

La dieta paleo fue popularizada y defendida por el doctor Walter L. Voegtlin en los años 70 bajo la premisa de que los seres humanos actuales estamos adaptados a la dieta de nuestros antepasados primitivos, algo que ha generado cierta controversia y discusión entre nutricionistas y antropólogos.

Es importante tener en cuenta que la dieta paleolítica actual no sigue estrictamente la dieta de nuestros antepasados. Se trata de imitar el tipo de alimentación de la época poco a poco, incrementando el consumo de frutas y verduras y eliminando el azúcar y los alimentos procesados de la dieta.

¿En qué consiste la dieta paleo?

La dieta paleolítica es un plan nutricional rico en fibra y bajo en carbohidratos. Consiste en el consumo de los alimentos disponibles en aquella época y se compone principalmente de carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces; por contra, excluye el azúcarlegumbres, productos lácteos, sal, granos, refrescos y aceites procesados.



Si tu objetivo es seguir la dieta paleo para perder peso y reducir la grasa corporal, también deberás eliminar el café, el alcohol y el arroz de tu alimentación. También es conveniente evitar las comidas precocinadas o las recetas con salsa.

Historia de la dieta paleo

La historia de la dieta paleo se remonta a la era del Paleolítico, que se extiende desde hace más de 2 millones de años. Por ello, sienta las bases de la alimentación en la dieta de los homínidos que vivieron durante esa época. Sin embargo, con el tiempo, nuestro cuerpo ha evolucionado hasta adoptar un estilo de vida totalmente distinto al de aquella época, por lo que la dieta paleo actual no se ciñe estrictamente a la de este periodo histórico.

En la actualidad, con la dieta paleo se pretende comer más fibra de la que ingerimos actualmente. En este sentido, entre los alimentos característicos de un menú de la dieta paleo se encuentran: frutas, verduras, carne y pescado, principalmente.

Ventajas y desventajas de la dieta paleo

Al igual que el resto de dietas, la paleodieta tiene ciertas ventajas y desventajas que conviene conocer antes de empezar a seguirla. Uno de los beneficios de la dieta paleo es que prioriza el consumo de proteínas, algo que aporta una sensación de saciedad rápidamente. También permite vivir sin alimentos procesados que resultan perjudiciales para la salud a largo plazo (refrescos, bollería industrial, platos precocinados...).

Sin embargo, también hay algunas contraindicaciones de la dieta paleo. Por ejemplo, puede provocar el "efecto yoyó" a causa de la rápida pérdida de peso en las primeras semanas y es posible sufrir un déficit de vitamina D en poco tiempo.

Por ello, tanto si sigues la dieta paleo para deportistas como si no, siempre es recomendable consultar a tu médico o nutricionista cualquier duda que tengas sobre los pros y contras de la dieta paleolítica así como antes de empezar cualquier régimen.

Alimentos permitidos y prohibidos en la dieta paleo

La lista de alimentos de la dieta paleo trata de imitar la alimentación de los humanos que vivieron durante el período Paleolítico. A continuación, tienes algunos de los alimentos permitidos y prohibidos de la paleodieta:

  • Alimentos permitidos en la dieta paleo: frutas, verduras, carne roja, carne blanca, huevos, pescado.
  • Alimentos prohibidos en la dieta paleo: legumbres, cereales, productos lácteos, alimentos procesados y salados, azúcar.
  • Alimentos de la dieta paleo para consumir con moderación: aceites, té, café, bebidas alcohólicas y frutos secos.